Coenzima Q10: ¿debería tomar un suplemento?

0
65
views

Nuestro cuerpo produce de manera natural una coenzima, la Q10, que también se conoce como ubiquinona o vitamina Q10. Esta coenzima se encuentra en las membranas de las células, donde realiza una gran función: la producción de energía en forma de ATP (trifosfato de adenosina) a partir de los alimentos asimilados por el organismo.

La coenzima Q10 es, además, un importante antioxidante que mejora la función del músculo cardiaco y previene la falta de oxigenación celular.

Sin embargo, a partir de los 40 años su producción natural comienza a disminuir. Y unos niveles bajos pueden contribuir a la hipertensión, ataques al corazón, angina de pecho, depresión del sistema inmunitario, enfermedad periodontal, falta de energía y obesidad entre otros trastornos.

Cómo aumentar tus niveles de coenzima Q10
Además de sintetizarse en el cuerpo, también se obtiene coenzima Q10 de los alimentos: esta representa un 25% de la que circula por el plasma sanguíneo. En general el cuerpo sintetiza suficiente cantidad y la media de la población obtiene de los alimentos unos 3-6 mg diarios, aunque no se ha establecido una dosis mínima que se deba conseguir a través de la dieta.

Consúmela con los alimentos
Los alimentos más ricos en coenzima Q10 son las carnes rojas, el pavo y el pollo, aunque también se encuentra en el pescado azul (unos 2 mg por ración). Pero no es imprescindible consumir alimentos de origen animal.

También aportan coenzima Q10 muchos alimentos vegetales. Se encuentra en:

Semillas y frutos secos como las semillas de sésamo, los pistachos o las nueces (aportan aproximadamente 1 mg por ración).
Legumbres como los guisantes, las lentejas y el tofu y otros derivados de la soja.
Verduras como las espinacas crudas, el brócoli, la coliflor y las zanahorias.
Frutas como las naranjas y las fresas.
Cereales integrales, germen de trigo y aceites de canola y soja.
Top 10 de alimentos cardiosaludables
CORAZÓN EN FORMA

Top 10 de alimentos cardiosaludables
Para preparar un plato rico en coenzima Q10 se pueden combinar, por ejemplo, espinacas crudas, brócoli hervido durante tres minutos, zanahoria en cerillas, arroz integral y tofu en dados (pasado por la plancha).

Para el aliño se mezclan cacahuetes, semillas de sésamo, nueces trituradas con aceite de soja y zumo de naranja.

En suplemento a partir de los 40
Pero para obtener efectos terapéuticos o preventivos se puede tomar a partir de los 40 años un suplemento de 30-50 mg al día.

Es una suplementación segura, pues no se conocen efectos secundarios negativos a estas dosis, pero un médico especialista en nutrición puede indicar la dosis más adecuada a cada persona según el caso. Cada persona tiene sus necesidades y la dosis no es igual ante una enfermedad cardiaca que en un Parkinson, un problema de fertilidad o si se quiere mejorar la práctica deportiva.

Esta suplementación posee efectos antioxidantes, regeneradores y antifatiga. Está indicada en el tratamiento del colesterol elevado y otras enfermedades cardiovasculares.

También mejora la motilidad del esperma y estimula la formación de glóbulos blancos y con ello las defensas frente a infecciones.

No todas las coenzimas Q10 se asimilan igual
Antes que nada, conviene saber que para asimilar mejor la coenzima Q10 lo más recomendable es tomarla con la comida.

Además es importante elegir una coenzima Q10 de calidad, pues se presenta en varias formas –básicamente ubiquinol y ubiquinona– y algunas se asimilan mejor que otras.

La de mayor calidad es el ubiquinol, que es la forma activa de la coenzima Q10, lista para su absorción y aprovechamiento. Se obtiene mediante fermentación de levaduras –como la generada en el organismo– y es absorbible en una solución de aceite con lecitina. Se encuentra en presentaciones de 50 y 100 mg.

Ten precaución: interacciona con algunos medicamentos
No se puede tomar coenzima Q10 si se sigue un tratamiento con medicamentos para la coagulación o quimioterápicos.

Al ser hipotensora, también debe regularse su consumo cuando se toman antihipertensivos.

Por otra parte, las estatinas para bajar el colesterol y el tabaco disminuyen los niveles de Q10.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here