Cúrcuma y salud

0
60
views

Con respecto a sus aplicaciones terapéuticas, la cúrcuma se utiliza como tónico estomacal Curcuma para mejorar las digestiones, eliminar los gases, eliminación de parásitos o síndrome de colon irritable, y como tónico hepático ya que ayuda al drenaje biliar y la digestión de las grasas principalmente, por lo que ayuda a regular el exceso de colesterol.
La Medicina Tradicional China utiliza la cúrcuma tradicionalmente para tratar depresiones y estados carenciales del sistema nervioso, ya que aumenta los niveles de serotonina.

La cúrcuma es un excelente antiinflamatorio, por lo que se utiliza para el tratamiento de la inflamación silenciosa, la artritis, el lupus, enfermedades cardiovasculares y todo tipo de trastornos autoinmues que cursan con inflamación, incluyendo alergias que causan por ejemplo rinitis estacional. También da buenos resultados para el tratamiento de inflamaciones del sistema respiratorio como bronquitis o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Los estudios más recientes otorgan a la cúrcuma propiedades beneficiosas para el tratamiento de caries dental, salmonella, cáncer, psoriasis y enfermedades reumáticas, sobre todo por su gran poder antioxidante, antiinflamatorio y hepatoprotector.

Destacamos el estudio presentado por José Joaquín Merino, investigador del Hospital Ramón y Cajal, junto con Felipe Hernández Ramos (doctor en nutrición ortomolecular) y el Laboratorio Nutergia remarcando los efectos de la cúrcuma como neuroprotector y ansiolítico para casos de estrés crónico y depresión.

Precauciones:

A pesar de que se considera una planta medicinal segura y no tóxica, por falta de estudios concluyentes no se recomienda su uso durante el embarazo, lactancia, problemas de vesícula biliar, tratamientos anticoagulantes (por ejemplo Sintrom).

Existe cierta controversia con respecto a su efecto ante la fertilidad, ya que por un lado sabemos que mejora la producción hormonal y ayuda a eliminar las molestias menstruales, pero por otro lado un estudio de la Universidad de Filipinas ha concluido que tiene efectos anticonceptivos, ya que puede llegar a impedir la ovulación y la producción de esperma o incluso provocar la menstruación (efecto emenagogo), por lo que no se recomienda su uso terapéuticos si se desea el embarazo o durante el tratamiento de infertilidad.

Algunos estudios:
Dr. Rafe Bundy de la Universidad de Reading: cúrcuma contra síndrome de colon irritable.

Universidad de Nuevo México: cúrcuma contra la Enfermedad de Chron.

Universidad de Rhodes, de Sudáfrica: cúrcuma contra metales pesados con efecto neurotóxico y neurodegenerativo.

Universidad de California: cúrcuma y su efecto positivo contra el Alzheimer.

Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de Granada, España: cúrcuma antimicrobiana, contra salmonella y otras bacterias gram-positivas, parásitos, ciertos virus y hongos, así como preventivo de coágulos indicado para problemas circulatorios.

Universidad de Texas, la Universidad de Oregón y la de Nueva Jersey, todas en EEUU: cúrcuma como antioxidante contra el cáncer.

Doctora Razelle Kurzrock: cúrcuma y tratamiento del mieloma, cáncer de mama, páncreas y ovario).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here