EL VENENO ASESINO LLAMADO AZÚCAR

0
75
views

¿Queremos tener una mejor memoria? ¿de verdad?.. pués empecemos por eliminar el azúcar.
Las evidencias indican que el consumo excesivo de alimentos y bebidas azucaradas pueden conducir al Alzheimer.
El azúcar se ha convertido en el mayor componente de la dieta humana moderna; los estudios demuestran que el exceso de consumo de alimentos dulces sobre todo de las bebidas endulzadas con azúcar tienen un papel importante en las epidemias de obesidad y de diabetes; la diabetes está fuertemente asociada con un riesgo aumentado de Alzheimer y tristemente también las evidencias indican que puede ser un agente desencadenante al Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas. Entremos más al detalle.

Los niveles altos de azúcar en sangre estimulan la formación de los AGE que son los productos finales de la glicación avanzada que destruyen el cerebro.

¿Qué son los productos de glicación avanzada?
Los productos de glicación avanzada son compuestos que se forman cuando la proteína y la grasa se combinan con el azúcar a través de la sangre, en un proceso natural y espontáneo que se conoce como glicación.

En niveles moderados, los productos de la glicación pueden ser procesados de forma natural, sin tener grandes repercusiones para el cuerpo y la salud del ser humano. El problema viene cuando la proteína y la grasa que consumimos están mal preparadas o son ingeridas en exceso.

Decimos que la proteína y la grasa animal está mal preparada en este sentido, cuando han sido sometidas a métodos de preparación basados en calor seco como el asado excesivo, la parrilla, el horneado y otros similares. Estos métodos de preparación hacen que los productos de glicación se acumulen a una velocidad mayor de la que el cuerpo puede procesarlos.

El azúcar de la sangre tiende a glicar o “pegarse” a las grasas y las proteínas lo cual provoca daños permanentes en los tejidos y genera los destructores radicales libres.
El consumo excesivo de azúcar conduce a los niveles de azúcar sanguíneo altos asociados con la resistencia a la insulina. De hecho no tenemos que ser diabéticos para tener resistencia a la insulina.Cualquiera que presente en ayunas niveles de azúcar sanguíneo por encima de 90 mg/dl tiene algún grado de resistencia a la insulina.

RECUERDEN:
El azúcar debilita la capacidad de los glóbulos blancos para fagocitar estas sustancias peligrosas.En estudios se ha comprobado que después de una simple dosis de azúcar la fagocitosis desciende casi un 50% y permanece debilitada durante al menos cinco horas.
El azúcar viene de varias formas, la sacarosa que es el azúcar blanca de mesa es la más común.
Y no olviden que las células cancerosas se alimentan de azúcar; cuanto más azúcar les demos mejor creceran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here