Con este hermoso ramo la agasajaron sus compañeros del Banco de Sabadell el día que se júbilo con 70 años. Eso sí, le dieron la sorpresa porque el banco cerraba a las tres de la tarde y era cuando todos salían. Ese día le dijeron a mi madre que ellos se iban antes, que le dejaban la llave y cuando saliese echase la llave en el buzón. Yo sabía que sus compañeros algo le harían, así que me fui a las tres y desde la esquina observaba. Mi madre cerro, echo la llave como le habían dicho en el buzón y con su cesto inseparable cruzó la carretera camino de su casa. Cuando cruzó y subió a la acera, paso por delante de la Bodega, conocida por tantas personas que comían o bebían en ella. Cuando siguió para abajo una voz la llamó y cuando mi madre se giró salieron sus compañeros para abrazarla y hacerle entrega del ramo. Lloró como una niña….. Nada más que tengo palabras y gestos de agradecimiento por lo muchísimo que la quisieron y cuidaron en tantos años. Más que la mujer de la limpieza fue la nana de ellos cariñosamente. Mi madre hacia todos los mandados que le pedían. Juana ves a la panadería y nos compras croisants, o magdalenas o pan. Juana por favor puede ir a la farmacia a comprarme estas pastillas…. Gracias eternas a la familia Samaranchs, al director que era del banco, a su señora que en paz descanse la Cecilia que tantos años la tuvo en su casa para la limpieza. Gracias a sus hijos Montse y Jordi. El cajero del banco, el señor Ramon Ventura, el Antonio de las cartas, la Gema, la Dolors…… Muchos.

0
73
views

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here