CUAN IMPORTANTE…

0
236
views

La Reserva Cognitiva es la capacidad que tiene el cerebro de seguir funcionando en presencia de diferentes condiciones que pueden afectar su rendimiento mediante mecanismos de compensación asociados a redes neuronales alternativas.

Con el paso de los años aumenta el riesgo de desarrollar deficiencias en distintas funciones cognitivas, como la memoria, el razonamiento y la capacidad verbal entre otras. Dependiendo del nivel de compromiso, estas dificultades pueden llegar a interferir con la vida de las personas de manera importante tal como vemos en los cuadros de demencia.

Sin embargo, la trayectoria del deterioro cognitivo puede variar considerablemente de un individuo a otro. Se ha visto que muchas personas llegan a edades avanzadas completamente autónomas aún en presencia de daño cerebral y patología cerebral significativa mientras que otras no lo logran.

¿por qué algunas personas experimentan síntomas de Alzheimer mientras que otros permanecen agudos de mente con condiciones cerebrales similares?

Es aquí donde entra en juego la reserva cognitiva. Este concepto se originó a fines de la década de 1980, cuando los investigadores describieron a individuos cuya autopsia presentaban cambios cerebrales consistentes con la enfermedad de Alzheimer avanzada, que sin embargo, habían fallecido sin síntomas aparentes de demencia. Esto se atribuyó a que su reserva cognitiva era lo suficientemente alta como para compensar el daño y continuar funcionando de manera independiente.

Desde entonces, se han realizado múltiples investigaciones que ha encontrado que las personas con mayor reserva cognitiva pueden manejar mejor los cambios cerebrales degenerativos asociados con la demencia u otras enfermedades cerebrales, como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o los derrames cerebrales. Incluso en victimas de estrés postraumático o exposición a tóxicos.

La evidencia muestra que el grado de deterioro cognitivo de una persona no ocurre en línea con la cantidad de daño biológico en su cerebro a medida que envejece. Más bien, ciertas experiencias de la vida determinan la reserva cognitiva y por lo tanto, la capacidad para evitar la pérdida de memoria o la demencia .

La reserva cognitiva se mide y cuantifica en función de las experiencias de vida que tiene una persona, tales como: el nivel educativo, la complejidad del trabajo que realiza y el compromiso social, y también se ve influida por la actividad física y la alimentación.

Es claro que hay que considerar la influencia genética y otras condiciones que actúan sobre la salud cognitiva, pero ciertamente la Reserva Cognitiva es uno de los factores que marca una gran diferencia en la preservación de la salud cerebral que influirá en la capacidad de cada persona a medida que avanza la edad.

Los mecanismos del cerebro que sustentan la reserva cognitiva aún no están claros. El cerebro está compuesto de redes complejas, ricamente interconectadas, responsables de nuestra capacidad cognitiva. Estas redes tienen la capacidad de cambiar y adaptarse a las demandas externas o al daño cerebral. Y esta capacidad es esencial no solo para la función cerebral normal, sino también para mantener el rendimiento cognitivo en la edad avanzada.

Esta adaptación se rige por la plasticidad cerebral, que no es otra cosa que la capacidad del cerebro para modular continuamente su estructura y función a lo largo de la vida en respuesta a diferentes experiencias que atraviesa. Por lo tanto, la plasticidad y la flexibilidad en las redes cerebrales contribuyan de manera importante a la reserva cognitiva y estos procesos están influenciados por las experiencias de la vida.

María Olivia Goncalvs, PhD

Fuentes:

Y. Stern. The concept of cognitive reserve: A catalyst for research. J Clin Exp Neuropsyc, 25 (2003), pp. 589-593

R.F. Allegri, F.E. Taragano, H. Krupitzki, C.M. Serrano, C. Dillon, D. Sarasola, et al.Role of cognitive reserve in progression from mild cognitive impairment to dementia.Dement Neuropsychol, 4 (2010), pp. 28-34

Serra L, Bruschini M, Di Domenico C, Gabrielli GB, Marra C,Caltagirone C, et al. Memory is not enough: The neurobiological sub-strates of dynamic cognitive reserve. J Alzheimers Dis 2017;58:171–84.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here