EL FRACASO DE LAS GRANDES FARMACÉUTICAS EN EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

0
349
views

Dos ensayos de drogas más de Alzheimer han fallado. Melissa Healy del LA Times informó sobre las fallas más recientes de Big Pharma para desarrollar medicamentos contra el Alzheimer en enero de 2014.
Dos terapias biológicas diseñadas para mejorar el aclaramiento de las placas adhesivas de los cerebros de aquellos con la enfermedad de Alzheimer no han logrado disminuir la pérdida constante de la función cognitiva en pacientes con formas leves o moderadas del trastorno degenerativo.
En los últimos hallazgos de ensayos clínicos publicados el miércoles en el New England Journal of Medicine, los anticuerpos monoclonales conocidos como solanezumab y bapineuzumab se mostraron ineficaces para cambiar la trayectoria cognitiva descendente de los pacientes de Alzheimer.
Estas son las fallas más recientes y siguen una larga lista de fracasos de medicamentos en el intento de Big Pharma de desarrollar productos farmacéuticos para tratar la enfermedad de Alzheimer. Las compañías farmacéuticas Pfizer y Medivation abandonaron su medicamento dimebon para la enfermedad de Alzheimer en enero de 2012, debido a que el medicamento no solo no ayudó a los pacientes en los ensayos sino que empeoró a los pacientes. El costoso medicamento ya había llegado a los ensayos de fase III.
Las personas mayores diagnosticadas con la enfermedad de Alzheimer representan un gran mercado para las compañias farmacéuticas, ya que la enfermedad de Alzheimer está aumentando rápidamente y afecta a muchos millones de personas mayores. Las compañías farmacéuticas están ansiosas por acceder a este mercado y varias compañías farmacéuticas están tratando de desarrollar una vacuna contra el Alzheimer.En la historia del markenting de medicamentos, el fármaco más exitoso que jamás haya salido al mercado fué un medicamento dirigido a personas mayores: Lipitor, el medicamento con estatinas diseñado para reducir los niveles de colesterol. Desde entonces, Lipitor ha expirado su patente, lo que permite que entren en el mercado genéricos más baratos de estatinas. Pero durante sus años más fuertes en ventas, Lipitor casi superó en ventas a todas las otras drogas farmacéuticas combinadas, por lo que es la droga más rentable de la historia.
Hoy, aproximadamente uno de cada cuatro estadounidense mayores de 55 años está tomando una estatina. Entonces este grupo de edad es un mercado muy lucrativo para las compañías farmacéuticas, a quienes les gustaría desesperadamente que se apruebe la venta de un medicamento o vacuna contra la enfermedad de Alzheimer.

¿SON LAS DROGAS FARMACÉUTICAS UNA DE LAS CAUSAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER?
En 2011, la Dra.Stephanie Seneff publicó una investigación sobre los efectos de una dieta baja en grasas y estatinas en relación con la enfermedad de Alzheimer. Esta investigación notó una fuerte correlación entre la resistencia a la insulina en el cerebro y la enfermedad de Alzheimer temprana, lo que sugiere que el Alzheimer podría considerarse un trastorno neuroendocrino del cerebro o la llamada “diabetes tipo 3”.
Pero las conclusiones principales del estudio sobre las causas tempranas de la enfermedad de Alzheimer se centraron en el transporte de colesterol desde el torrente sanguíneo al cerebro.La investigación indicó que existe una creciente evidencia que sugiere que un defecto en el metabolismo del colesterol en el cerebro puede jugar un papel importante en la enfermedad de Alzheimer. Se proporciona un buen resumen de la dependencia del cerebro al colesterol.
El cerebro representa solo el 2% de la masa total del cuerpo, pero contiene el 25% del colesterol total. El colesterol se requiere en todo el cerebro como un antioxidante, un aislante eléctrico (para evitar fuga de iones) como un andamio estructural para la red neuronal y un componente funcional de todas las membranas. El colesterol también se utiliza en la envoltura y la administración sináptica de los neurotransmisores. También juega un papel importante en la formación y el funcionamiento de las sinapsis en el cerebro.
En 2012 otro estudio analizó los efectos de los medicamentos para reducir el colesterol con estatinas en pacientes con Alzheimer. A los pacientes del estudio se les suspendió la medicación con estatinas durante seis semanas y luégo se reiniciaron. Los resultados mostraron que durante las seis semanas en que se suspendieron sus estatinas, la función cerebral básica de los individuos mejoró. Cuando las drogas se reiniciaron, la función cerebral empeoró nuevamente.
Entonces, si los medicamentos para reducir el colesterol con estatinas son parte del problema que causa la enfermedad de Alzheimer..¿podemos realmente esperar que las compañías farmacéuticas puedan desarrollar medicamentos para curar el Alzheimer?..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here