EL MAGNESIO, MINERAL IMPORTANTÍSIMO PARA EL SISTEMA NERVIOSO

0
366
views

Magnesio y cerebro

Los neurocientíficos en EEUU y China han demostrado que el aumento de magnesio en el cerebro mejora las capacidades de aprendizaje, así como la memoria. La experimentación realizada con ratones ha probado que el magnesio suplementario también mejoraba la capacidad de los ratones más viejos para superar una serie de pruebas de aprendizaje.

El magnesio es un elemento esencial que lo encontramos en las verduras de hoja oscura, como la espinaca, pescados como el fletán y en algunos frutos secos.

Las personas adultas que ingieren magnesio en cantidades inferiores a 400 miligramos diarios, son propensos a las alergias, asma y afecciones cardiacas, entre otras. En 2004, Guosong Liu y sus colegas del MIT (Massachusets Institute of Technology) descubrieron que el magnesio podría tener efectos positivos en el aprendizaje y en la memoria y se propusieron desarrollar un compuesto a base de magnesio y lo sometieron a examen con cobayas.

«Observamos que al aumentar el magnesio en el cerebro mejoraba sensiblemente la memoria espacial y asociativa, tanto en las ratas jóvenes como en las viejas» comentó Liu, que es director del Centro de Aprendizaje y Memoria en la Universidad Tsinghua de Pekín. «Si este compuesto de magnesio (MgT) resulta ser seguro y eficaz en los humanos, estos resultados pueden tener un impacto importante en la salud pública» Liu es cofundador de Magceutics, una empresa californiana que produce medicamentos para la prevención y tratamiento de la pérdida de memoria relacionada con el envejecimiento y con el Alzheimer.

Liu añadió que «la mitad de la población de los paises industrializados padece un déficit de magnesio, que aumenta con la edad. Si podemos mantener unos niveles normales o más elevados de magnesio, podremos ralentizar significativamente la pérdida de las funciones cognitivas”.

Para comprender los mecanismos moleculares que rigen la mejora de la memoria inducidos por el MgT, los investigadores estudiaron los cambios que se producen en las propiedades funcionales y estructurales de las sinapsis (conexiones entre neuronas), descubriendo que tanto en ratas jóvenes como de edad avanzada, el MgT aumentaba la plasticidad entre las sinapsis y optimizaba la densidad de dichas conexiones neuronales en el hipocampo, que es una sección esencial del cerebro para el aprendizaje y la memoria.

Este estudio, no sólo destaca la importancia de una dieta con suficiente magnesio diario, sino que también sugiere la utilidad de los tratamientos basados en el magnesio. Los estudios clínicos en Pekín están investigando ahora la relación entre el nivel de magnesio en el cuerpo y las funciones cognitivas en personas de edad avanzada y pacientes con Alzheimer.

La manera más razonable y segura de compensar nuestro posible deficit de magnesio es mediante los alimentos que lo contienen en cantidades apreciables como los siguientes:

Fletan (pescado)
Espinacas
Pipas de calabaza
Judias negras o pintas
Gérmen de trigo
Alcachofas
Almendras
Nueces
Soja

1. El magnesio mejora nuestra memoria
mejorar-la-memoria
Algo que leemos muy a menudo es que casi la mitad de la población de los países industrializados no consume las dosis básicas y esenciales de magnesio.

Este déficit tiene su impacto sobre todo cuando llegamos a cierta edad. En esa etapa muchas de nuestras funciones cognitivas empiezan a volverse menos ágiles.
Algo interesante que conviene tener en cuenta es que el magnesio potencia las sinapsis que se localizan en el hipocampo, esa estructura cerebral que nos ayuda a retener recuerdos a largo plazo.
Asimismo, este mineral también cumple una función indispensable en la corteza prefrontal.
Gracias al magnesio el cerebro puede recuperar esos recuerdos catalogados como a corto plazo (como dónde hemos dejado las llaves, apagar el horno, comprar eso tan importante…).
El magnesio, además, fortalece las terminaciones nerviosas sinápticas encargadas de transmitir y consolidar la información, los recuerdos, los datos…

Descubre 6 soluciones naturales para mejorar la memoria

2. El magnesio mejora nuestro aprendizaje
Muchos de nosotros podemos pensar que la capacidad para aprender se pierde con el tiempo. Queda claro que el potencial de aprendizaje no es igual en un niño de 3 años que en una persona de 70. Sin embargo, debemos ver al cerebro como lo que es realmente: un órgano con una increíble capacidad.

Su plasticidad, sus posibilidades para establecer nuevas conexiones no terminan nunca, es decir, si lo ejercitamos y cuidamos como un músculo nos garantizará llegar a edades avanzadas en buen estado.
Una forma de conseguirlo es consumiendo complementos de magnesio.
Gracias a este mineral facilitamos la comunicación entre las células nerviosas, mejoramos nuestra memoria, nuestro estado de ánimo y nos hace mucho más receptivos a informaciones nuevas.
3. Nos permite reducir el estrés
Estres
Cuando sufrimos estrés nuestro cuerpo presenta un exceso de cortisol en sangre. Este exceso de cortisol daña una estructura cerebral muy concreta: el hipocampo. Ese daño hace que tengamos fallos de memoria, que nos cueste concentrarnos y que nuestras emociones negativas se intensifiquen.

Ahora bien, es interesante saber que el magnesio actúa también sobre nuestras hormonas hasta el punto de reducir el cortisol y controlar la respuesta al estrés.

4. El magnesio puede prevenir el Alzheimer
El magnesio por sí mismo no evitará que una persona desarrolle, en un momento dado, la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, puede actuar como protector reduciendo en una probabilidad interesante su desarrollo. Lo que hace este mineral, por ejemplo, es evitar la acumulación de placa amiloide en la región del hipocampo del cerebro.

5. El magnesio reduce la ansiedad
8 razones de la deficiencia de magnesio
Todos hemos pasado por esas épocas en las que la mente parece ir más rápido que el propio presente, nos sentimos acelerados y cualquier estímulo, cualquier evento estalla sobre nosotros haciéndonos perder el control.

Todo nos sobrepasa, experimentamos nerviosismo, insomnio y un gran agotamiento. Estos periodos de ansiedad podría prevenirse gestionando mejor nuestro día a día y cuidando, además, nuestros niveles de magnesio.

El órgano que más energía necesita es el cerebro, de ahí que precise altas dosis de magnesio. Para mejorar nuestro estado en caso de que suframos una época intensa de ansiedad, nada mejor que llevara a cabo la dieta del magnesio.

Es decir, debemos consumir alimentos ricos en este mineral y consultar a nuestro médico sobre la conveniencia o no de tomar suplementos y las dosis recomendadas. Poco a poco, y al cabo de unas semanas, notaremos cómo mejoran nuestra capacidad cognitiva, se reduce la tensión muscular y nos sentimos mucho más centrados en el aquí y ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here