EN HONOR A MI MADRE CUYA VIDA QUEDÓ MUERTA GRACIAS A LOS LLAMADOS MÉDICOS

0
154
views

Soy Angela Torres, muchos me conocen por mi lucha

que mantuve por arrancar a mi madre de las garras de una medicina que se llama medicina. Yo tuve una madre genial, una madre maravillosa…yo tuve mi madre.
Mi madre se llamaba Juana, era pequeñita de estatura pero de un corazón gigante.Sus cualidades y virtudes llenarían escritos, como todas las madres…pero yo tuve una madre única. Tuve una madre caritativa con los demás, servicial, dada a ayudar a los demás, llena sobre todo de amor y de fe. Era mi madre. Nunca quería molestarme, siempre me invitaba a que viviera mi vida, a que la disfrutara, siempre me decía que ella se hacia sus cosas y que si algún día me necesitara me lo haría saber. Si algún día ella era viejecita entonces agradecería que la cuidara.
Y eso hice desde el día en que vi que me necesitaba. La historia de mi madre formará parte de la historia de tantos enfermos que pasaron por los protocolos de médicos y hospitales donde la familia deja de tener potestad y el médico se adueña de la vida del enfermo. Mi desgracia fué la de creer que de verdad tenía algún problema mental, que tenia una demencia. Mi peor decisión fué hacerle caso a la doctora de familia y pedir hora en la consulta de psiquiatría. Esa fué y será la peor decisión que tomé. Lástima que la vida no nos permite recuperar el tiempo. Caí como tantas hijas que aman a sus padres y los llevan al médico y confían en ellos, caí en esa esperanza de una bata blanca.
Hoy a tres años de la muerte de mi madre no hay un sólo día en que no repaso mentalmente aquellos momentos. Esas tres consultas en psiquiatría donde una doctora, una doctora…decidió que mi madre tenía un problema mental, vamos en pocas palabras..que estaba loca, que estaba demencial por la edad.¿Saben cual fué el detonante para la doctora en escribir el diagnóstico de “comportamiento obsesivo-compulsivo?..El hablarle de Dios, de la fe…a mi madre le preguntó que le hablara de ella, de lo que le gustaba hacer, de sus hobbies, de en que empleaba su tiempo libre…mi madre sonrió para decirle que su vida no estaba vacía ni sola, que aunque sus hijas ya eran mayores y tenían sus vidas ella no estaba sola, ella tenía a Dios. Dios era su amor, su acompañante, su motor…Dios era todo. La doctora le dijo que eso estaba muy bien pero que tenía que buscar otras cosas, que la veía muy fanática de la religión…y por ello la diagnosticó con ese diagnostico…comportamiento obsesivo-compulsivo.
Salimos de la consulta, mi madre ofendida porque una doctora le había dicho que tener tanta fe era malo, que era un comportamiento obsesivo…salió enfadada conmigo y sus palabras fueron: ¡PARA ESO ME HAS TRAÍDO A ESTE SITIO, PARA QUE UNA DOCTORA ME DIGA QUE ESTOY LOCA?…Nunca lo voy a olvidar..y nunca porque debido a esas consultas donde yo la convencía para que fuera a la doctora mi madre terminó medicada con drogas psicóticas. Unas drogas que por aquel entonces yo no conocía pero que le cambiaron la vida a mi madre para siempre y a mi también. Empezó por el Haloperidol, en una semana tuvo una micro embolia, en urgencias dejaron escrito que era hiper sensible a los neurolépticos, que no los toleraba…sin embargo y a la espera de ser atendida en lista de espera por la neuróloga le formularon Risperdal; el Risperdal lo tomó solo una vez y le paralizó de cintura para abajo…de nuevo corriendo al hospital y le volvieron a formular el Haloperidol más la Zyprexa y la Quetiapina……durante ese año 2009-2010 ví como mi madre empezó a cambiar físicamente, gritaba, insultaba, hacía muecas de rostro, las piernas le fallaban, comenzó a tener problemas en el habla, engordó, tenia alucinaciones en las noches,a veces no me conocía, otras me quedaba de piedra el día en que preguntó quien era yo…empezó a olvidar que tenía que ir al water y se orinaba o hacia caca encima…otras gritaba en las noches…lo curioso es que yo seguía pensando las palabras de la doctora, no tengas en cuenta lo que hace y lo que dice..está enferma, tiene demencia.
Lo doloroso hoy día después del camino recorrido con tantas espinas, tanto dolor y sobre todo con la extrema tristeza de saber que ya no tengo a mi madre es que mi madre sabía que algo no andaba bien con esas pastillas, cuantas pero cuantas veces me decía: Angelita, yo no me tomo esas pastillas, la cabeza se me va a reventar, parece que me va a estallar. Pena de mí que en aquel momento fuí una víctima más de la medicina, de la bata blanca, que me creí a pies puntillas lo que me decían….me duele el alma de recordar que mi madre me decía lo que le pasaba y sin embargo yo insistía cada día para que se tomara las “malditas” pastilla. Lástima de mi madre que hoy ya no la tengo, lástima de mi madre que después de cinco años de ser drogada con esos fármacos logré sacarla de ese infierno de vivir muerta en vida y …después de tres años de no tomar ni un fármaco la medicina se la cargó con un antibiótico. Absurdo tantas pruebas que les realizan, tantas molestias que nos ocasionan a la familia, tantos exámenes a primera hora de la mañana, ¿para qué?..si todos acaban recibiendo lo mismo, las mismas drogas..te dicen que la demencia no tiene cura, que no pueden hacer nada ( aunque si saben que se puede hacer para dar mejor calidad de vida) y sin embargo los drogan hasta la médula….triste para mi madre que después del año esperando a la consulta de la neuróloga la metieron en el protocolo del Alzheimer y de nuevo la formularon con esas mierdas de drogas, con esas pastillas que los convierten de a poco en muertos vivientes, donde vemos como se desintegran de a poco, donde vemos cada mes, cada año como van a peor..lástima de lo ciegos que estamos..de tanto que nos han metido por la cabeza que el médico es el que manda sobre nuestra salud…..ahhhhhh…el médico de antaño si fué esa figura de médico cuida tus enfermos…hoy en día el médico se a convertido en una máquina de facturación da fármacos, de engaños, de falsedad, de creerse los dueños de las personas, de amenazarte sino haces lo que él te dice, de lavarse las manos sino quieres seguir sus señas….Indignante recordar como lo conservo el primer TAC que le hicieron a mi madre donde quedó reflejado que su cerebro estaba dentro de los límites normales para su edad…entonces ¿qué sentido tuvo alterar su mente con drogas psiquiátricas?..Incluso incluso como se atrevieron a diagnosticar y dejar por escrito que mi madre tenía una demencia Cuerpos de Lewy y por ello había que medicarla si las Demencia Cuerpos de Lewy sólo se puede saber y asegurar con una autopsia……mi madre fué una víctima más de tantos pacientes que entran por el protocolo de enfermedad mental, que por una melancolía o tristeza deben de llenar de pastillas antidepresivas…mi madre fué una víctima más…lo peor que los médicos, las instituciones, se lavan las manos…total deben decir….ya se murió. un archivo más que archivar. Un cliente más.

Mi madre se convirtió en un muerto viviente, su carita de amor y su bella sonrisa se convirtieron en meras facciones, apática, su mirada perdida, sus ojos siempre húmedos, de seguro que me decían lo que sentía y no podía expresar…esos fármacos malditos le arrancaron todo su ser. Engordó, ella misma me decía que se sentía hinchada, los pechos le aumentaron, le produjeron alteraciones metabólicas, entre ellas se le desarrolló un adenoma en la hipófisis, su prolactina aumentó, sus piernas empezaron a fallar, su sueño se alteró, su voz cada vez más apagada, menos expresiva…cuando se le pactó fijo la quetiapina en cuatro años mi madre desarrolló rigidez, gritaba porque le dolían las manos, los dedos, no podía peinarse, acariciarme a mi tampoco lo hacia como siempre, sino que abría sus brazos y yo me acurrucaba en ellos….la rigidez apareció con virulez, cada vez más, los médicos me negaban que era Parkinson y al final cuando ya se instaló el Parkinson entonces si que lo admitieron….tampoco se le administro la Levodopa porque llevaba mas efectos devastadores….le produjeron una enfermedad que ella nunca tuvo pero que al final gracias a sus maravillosos fármacos le jodieron la mente, su cerebro…la quetiapina le producía estados catatónicos, quedaba como muerta, podía durar así horas , un día, varios días o una semana…los médicos lo achacaban siempre a la enfermedad, siempre la misma historia…es la enfermedad, debemos dejar que la enfermedad siga su curso…MALDITOS…..generan con sus fármacos enfermedades para luégo curarlas…..
Mi madre, mi amada madre, mi madre que fué mi motor, mi todo, por quien dejé todo al ver su estado, mi madre que lloraba que la ayudará, mi madre que me decía gracias hija por cuidarme…mi madre se apagó como la noche..mi madre perdió todos sus derechos desde el momento que los médicos se hicieron cargo de ella.
Tantos recuerdos de mi madre, hoy me consuela su recuerdo y el seguir siendo su voz y su testimonio, su larga agonía de verse menguando, ..mi madre…mi madre…tantas veces la saqué a pasear, tantas veces de urgencias en hospitales, tanto ver como ya no era ella…mi madre quien a pesar de todo y cuando logré quitarle esas drogas mortales recuperó su sonrisa, su voz…esa voz que me decía: gracias Angelita…mi madre que era mi orgullo, mi madre que veía las golondrinas cada primavera cuando salíamos a pasear en su silla de ruedas..mi madre que nunca perdió su fe, la misma fe por la que una doctora dictaminó que estaba enferma por creer…mi madre que cuando yo llegaba al hospital y ya al entrar por la puerta de la habitación levantaba su mano y me regalaba la mejor de sus sonrisas…mi madre que también llamaba a su madre cuando se quedaba perdida mirando la foto de sus padres…mi madre a la que alimenté a través de su sonda y le cantaba para que no viera su estado..mi madre a quien adoré…mi madre la que a pesar de todo jamás dejó de decirme..te quiero..y no un te quiero cualquiera..no….mi madre siempre me decía que me quería “medio kilo”….
La indolencia de médicos que hasta que no ven a la familia o a la hija desesperada por la situación no tienen cojones a decirte la verdad de porque están así…como a mi se me dijo en su último estado catatónico…tu madre esta así por la neurotoxicidad de la quetiapina….tenerte que tragar esa verdad duele más allá del alma. La medicina nunca nos da a valorar si el tratamiento es mejor o peor que la enfermedad,,,simplemente recetan y recetan..si algo no funciona te suben la dosis o te añaden otro fármaco o varios…..cuando logré mejorarla sin fármacos nadie se ofreció a recompensar los daños causados..total…a quien importa ¿verdad?
Y lo peor, hace tres años por una inflamación repentina de manos y un exantema en la piel le recetaron un antibiótico, Amoxicilina Clavulónica…durante dos meses agonizó en el hospital…la Amoxicilina le produjo una Hepatitis tóxica fulminante…por el hecho de tener demencia en grado 7 los médicos se creyeron como hacen con todos los enfermos mayores y con estos grados de demencia de dejar pactado que no son pacientes de maniobras agresivas ni de internamientos en UCI…te lo obligan a firmar aunque tú al lado escribas que no estas de acuerdo…la medicina saca todo el jugo a los adultos mayores, a los abuelos, a los viejos…para luégo dejarlos morir…tan sólo te ofrecen los cuidados paliativos y con ello la muerte dulce, esa llamada sedación terminal o paliativa que no deja de ser una eutanasia tapada…..así fué el final para mi madre…lo fácil que abría sido extirparle las piedras de la vesícula para evitarle la colestasis del colédoco…sin embargo tan sólo le dieron el ácido en espera que las piedras se deshicieran…..mientras su bilis aumentaba…dos putos meses de morirse una en vida al ver que no hacían nada más que lo sintomático….indecente que ingresara un 7 de marzo del 2017 y hasta el 23 de ese mes no decidieran hacerle una ecografia del hígado cuando el mismo día que ingreso el 7 de marzo en las analíticas ya quedó confirmado que tenia problemas de transaminasas, problema hepático…MALDITOS SEAN POR SIEMPRE….¿como entender que frente a un problema grave hepático le estuvieran dando desde el 7 hasta el 29 de marzo cada día Paracetamol, que está totalmente contraindicado en problemas de hígado?…que muerte tan inhumana tuvo mi madre…cuando a los quince días una doctora escribió a la planta de geriatría que se hicieran cargo de mi madre porque ellos ya no le iban a hacer nada….¿nada?…sino le habían hecho nada, solo Paracetamol y suero…… dos meses donde la dejaron consumirse…y al final sin mi permiso la sedaron con el coktel de la muerte…la Escopolamina, la Morfina y el Milazolam……y los SINVERGÜENZAS no me llamaron cuando por la mañana entró el médico en la habitación y dejó escrito en el parte que mi madre estaba en agonía…se saltaron todos los protocolos con mi madre…a mi madre le negaron el poderse despedir de su hija quien la cuido 9 años…sabían que me opondría a la sedación terminal y por eso no me llamaron…esa publicidad de los hospitales de que tienen un equipo especializado para acoger a las familias en el momento de la muerte, de facilitar la intimidad, de acompañar, de dejarte una habitación para la intimidad, de poderte despedir de tu ser querido…..a mi nadie cumplió con ello y menos con mi madre.
A mi madre la mataron con un antibiótico y encima no le dieron la oportunidad de despedirse de su hija y a mi de decirle adiós y llorarle y besarle y decirle cuanto cuanto la quería……
Que conciencia los gerentes de hospitales cuando le dan ordenes a las secretarias de que expidan los certificados de defunción..que conciencia cuando estarían escribiendo causa de la muerte: Hepatitis tóxica fulminante atribuida a la Amoxicilina Clavulónica…..ni una carta donde se hagan responsables de sus errores y la familia podamos reclamar….
La vida vale mierda para muchos que se hacen llamar DOCTORES…solo valen para enfermarlos y sacar todo el provecho posible,,en joderlos la vida,,en recibir beneficios de laboratorios, en invitaciones a Congresos, a Convenciones, a Seminarios..en seguir divulgando las maravillas de sus productos químicos….sencillamente en ser médicos para hacer dinero y crear clientes de por vida.

Recuerden. la medicina no cura,,cronifica y mata…mata legalmente.

ESTAS PALABRAS DE AMOR Y EN HONOR DE MI MADRE QUE YA NO ESTÁ, QUE SIRVA COMO TANTAS OTRAS VÍCTIMAS DE MALAS PRAXIS MÉDICAS, DE LA IATROGENIA QUE MÉDICOS Y FÁRMACOS PRODUCEN…Y SOBRE TODO PARA QUE SE HAGA LEYES QUE AMPAREN HECHOS COMO ESTE. UNA MUERTE PROVOCADA NO PUEDE QUEDAR OLVIDADA Y SIMPLEMENTE ARCHIVADA…

A MI MADRE QUE ESTÉ DONDE ESTÉ SIGUE VIVA…A MI MADRE QUE LATE EN MI CORAZÓN, A MI MADRE A LA QUE CADA DÍA LLENO EL CIELO DE LOS BESOS QUE LE ENVÍO…LOS MISMOS QUE ME NEGARON PUDIERA DARLE EN SU LECHO DE MUERTE…..

CUÍDENSE DE TRATAMIENTOS PSIQUIÁTRICOS…NO CURAN…MATAN EN VIDA Y MATAN AL FINAL…

A MI EL ALMA SE ME ROMPIÓ UN 3 DE MAYO DEL 2017……SIGAN PREGUNTÁNDOME ALGUNOS COMO LO HACEN EL PORQUE ESTOY O HABLO EN CONTRA DE LOS FÁRMACOS PSIQUIÁTRICOS…

TE AMO MAMÁ…MI MADRE JUANA PADILLA TORRES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here