Comparte ahora!

ME REAFIRMO MÁS QUE NUNCA EN QUE EL ALZHEIMER, LAS DEMENCIAS, LOS PROBLEMAS DE MEMORIA…SÍ TIENEN SOLUCIÓN, SÍ TIENEN PREVENCIÓN, SÍ PUEDEN CURARSE, SÍ EN ESTADIOS INICIALES TIENEN CURA Y EN ESTADIOS AVANZADOS SÍ TIENE MEJORÍA DEL PACIENTE QUE SE TRADUCE EN UNA BUENA CALIDAD DE VIDA.
Bueno después de la ironía, después de como siempre (y gracias a Dios) es de tarde en tarde el acoso con groserías, insultos y acusaciones vamos a lo que realmente importa. Como mínimo para mí, pues mi esencia y mi empatía me cambió hace años tras haber sido como tantas familias en el mundo una cuidadora más de mamá enferma de demencia. Esa empatía y esa búsqueda de verdades disfrazadas de mentiras me llevó en diez años a brindar al público mi propia experiencia y desde un par de años ya como profesional en medicina natural. No resultó fácil como saben, muchas tormentas en el camino, ¡rayos mejor diría! Pero cada piedra en el camino me sirvió para ser fuerte pese a todo. Siempre dije que mi madre que en gloria esté me enseñó el valor de la verdad, el valor de jamás tapar verdades y de ser fiel a la verdad. Esta enfermedad del Alzheimer conlleva muchísimo dolor, pero que muchísimo. Por ende, es un dolor añadido por intereses fríos de médicos y farmacéuticas que el único fin que tienen es el del control de los enfermos, el de enfermar y el de cronificar. Cuando fui consciente de esta realidad (como muchas otras personas en el mundo, a Dios gracias) me juré a mi misma que debía ser difundido y enseñado. Que ningún interés económico vale y justicia crear enfermedades y empeorarlas; que ningún facultativo tiene derecho convertir en un muñeco a un “paciente”. Que son los médicos quienes deben estar al servicio del paciente y no el paciente estar al servicio del médico. Que ser conejito de india se paga muy caro, en ocasiones hasta con la muerte y en muchas más en ser enfermos crónicos debilitantes. Cuando yo estudié salud me enseñaron que la medicina salva vidas, me enseñaron que la vida es lo más sagrado, que el médico debe hacer lo imposible por la vida, debe enseñar hábitos buenos y sanos. Nunca oí que la medicina se centraba en todo lo químico como única tabla de salvación. Y fíjense lo que ha corrido estos conceptos desde dos décadas hacia acá. Ahora tenemos una medicina que debate con políticos quien debe vivir y quien no, quien merece tratamiento y quien no, a quien hay que alargar la vida y a quien no; hoy el médico se cree el Dios de la persona y el decide el fin. Médicos que aprueban que quienes estén cansados de vivir o tengan depresiones pueden solicitar la eutanasia. Ya no hace falta tirarse por un puente o debajo de un carro para matarse sin saber si lo lograrás; hoy la medicina te brinda la oportunidad de acabar con tu propia vida. Y como el ángel salvador ponen a tu disposición por una módica cantidad de dinero una habitación y una inyección letal. ¡Fuera problemas! Y en el tema de los adultos mayores es un genocidio consentido, sabido y aprobado. Tantas veces yo he preguntado y dicho: ¿no me digan que en 1990 hacia adelante los médicos cuando estudian no saben como se alimenta un cerebro, no saben que vitaminas y grasas necesita? No digan que no. Desde el año 2000 nos han invadido con que el Alzheimer no tiene solución, que si es hereditario. Del mismo modo que han sabido vender muy bien e incluir a todo aquel pobre abuelo o abuela que ha entrado en su consulta y lo diagnostica con demencia. Cada demencia significa un cliente de por vida hasta que muera, un cliente que antes que salga de la consulta ya lo habrá incluido en el Protocolo Alzheimer. Traducido a lo que vale, paciente fijo y candidato para provocarle demencia y sobre todo para obligar a tomar los fármacos que le va a mandar. Eso significa el protocolo de Alzheimer, nada de mejora ni de terapias conductuales ni de enseñar a la familia sobre nutrición. Simplemente un cliente más que a medida que vaya consumiendo los fármacos drogas su estado cognitivo empeorará y al cabo de un tiempo si podrán decir con plena certeza que tiene demencia. Me causa tanta gracia cuando veo como muchos médicos al ver que familias les plantan cara y le piden respuestas al deterioro se pasan o incluyen lo natural. Para no perder clientes por supuesto. Gracias oír y leer escritos de médicos que hablan de la importancia de consumir ciertos alimentos y de la toma de por ejemplo los Omegas3; o que hablan de la importancia del magnesio o de tomar un Triptófano o Melatonina. ¿Acaso no lo sabían ellos cuando estudiaban que los ácidos grasos Omegas3 son necesarios para el cerebro? Y lo más tenaz e incomprensible de todo. ¿Cómo pueden hacer ver que no conocen los estragos de las drogas que ellos recetan? ¿Acaso no asisten a seminarios pagados por las farmacéuticas, no asisten a Simposiums, no reciben las revistas médicas? ¿Desconocen todos los artículos científicos desde que descubrieron en 1950 la Clorpromacine? ¿Se hacen los pendejos desde la era de Freud que los neurolépticos se crearon para el control mental de las personas? ¿Se hacen los pendejos de que la discinesia tardía y la acatisia se produce por la toma de los antipsicóticos? ¡ESTO LO RECONOCEN LAS FARMACÉUTICAS! Tenaz de verdad la corrupción de la salud. Pero lo más inhumano es que estén sacando partido de la última etapa de la vida, la vejez. En vez de propulsar la salud y el bienestar de salud se empeñan en conseguir cada vez más y más clientes ¿No les dará pena en lo que acaban convirtiendo a personas que estaban bien pero que solo tenían lapsus de memoria? ¿Qué necesidad del sufrimiento que les causan anulándolos como personas?¿Que sentirán tantos adultos mayores verse reducidos, verse mermados sus derechos, porque quien decide es el médico; cuantos internados contra su voluntad; que sentirán cuando se ven al espejo y ven su cambio de rostro; que sentirán cuando se ven reducidos en camas de hospitales en plantas de geriatría, muchos atados con contenciones, sin poder hablar, drogados desde el desayuno que les dan los antipsicóticos hasta la noche cuando en la cena les vuelven a dar; que sentirán cuando no pueden caminar; cuando les tiemblan las manos; cuando se ven como engordan por las alteraciones metabólicas que los antipsicóticos les produce; que sentirán cuando cada vez están más reducidos y pasan días y semanas ingresados en hospitales mirando continuamente hacia la puerta haber si ven entrar a su hija o a un familiar; que sentirán cuando sus días pasan mirando a través de ventanas; que sentirán cuando sienten que no pueden tragar; que sentirán cuando muchas veces los maltratan por personal déspota que no tienen en cuenta la delicadeza a la hora de bañarlos y es igual el agua fría o muy caliente; que sentirán cuando se sienten como muñecos cuando vienen a hacerles los cambios de pañales y los auxiliares se ponen a hablar entre ellos y los giran de un lado o al otro sin tener en cuenta si les hacen daño con sus movimientos; que sentirán cuando están solos en las habitaciones con su propia soledad; que sentirán con el miedo; que sentirán como oyen al médico que le dice al familiar que hay que seguir ajustando dosis de drogas; que sentirán cuando quedan vegetales y por casualidad oyen como el médico les plantea a la familia que mejor ejecutar las sedaciones paliativas; que sentirán tantos que han muerto solos en habitaciones?
Por sino lo han pensado alguna vez el adulto mayor diagnosticado y tratado farmacológicamente es un nicho de mercado de futuro. Contra mas empeoren por efectos secundarios el mercado crece: cada vez mas cuidadores, cada vez se necesita mas especialistas, camas especiales, colchones especiales, caminadores, bastones, cremas especiales, cojines especiales, zapatos especiales, utensilios especiales, ropa especial, libros educativos para la familia, necesidad de pertenecer a asociaciones para compartir y desahogarse las familias, baños adecuados, etc etc etc.
Muy decepcionante este panorama. Todos los médicos y hospitales tienen aseguradoras en caso de Iatrogenias, que ridiculez porque a la hora de la verdad la Iatrogenia que provocan con sus medicamentos no entra como Iatrogenia. Recordemos que la Iatrogenia por medicamentos es la tercera causa de muerte en el mundo. Todos se lavan las manos, se cubren entre ellos mismos. Una institución intocable. Por eso no hay médicos que nos pida el consentimiento consentido para medicalizar al enfermo de Alzheimer, te recetan y punto. Y como respuesta a los efectos secundarios te dicen que es la Enfermedad.
A estas alturas me siento muy honrada de lo que soy, de lo que la enfermedad de mi madre me convirtió, me siento afortunada incluso del dolor que padecí frente a esta terrible enfermedad porque me abrió los ojos a una verdad que se tapa y se niega. Orgullosa de todos los confrontamientos que he tenido, valió la pena los agravios en su momento recibidos porque ellos me hicieron entender que la verdad no interesa ser sacada a la luz. Y por supuesto salir de formatos, salir de protocolos te estigmatiza por salir del rumbo marcado y impuesto. Me siento orgullosa del impacto que he tenido en muchas personas, despertar mentes y despertar conciencias. Yo no soy mas que ustedes, no señores; fui hija y cuidadora que lloré hasta el infinito al ver en lo que se convertía mi madre; me robaron todo, mi corazón, mi piel y casi mi alma…porque por avaricias, egoísmos y control del ser humano lo que estaba en juego era la vida de mi madre. Nadie merece como así ocurrió en mi madre verse de la noche al mañana reducido a una simple imagen de persona, pero reducido a la nada, nadie se merece un babeo por decir algo porque unos fármacos provocan babeos, mi madre fue mofada por la gente que la miraban como un bicho raro por su babeo. Y como esto tantas otras cosas. Me siento orgullosa de mi misma por haber perdido el miedo a confrontar, que pese a todo el desprecio que recibí por médicos fueron destapados sus fallos y Iatrogenias.
Espero que alguna vez sientan el peso en su conciencia cuando recuerden a tantos pacientes que llevaron a la muerte en vida convirtiéndolos en puros zombis y que nunca olviden estos médicos las lágrimas de tantos familiares que caían al piso en las habitaciones cuando contemplaban a sus seres queridos. Nadie se escapa de la justicia divina. Por muy intocables que parezcan.
Mi gente gracias por todo lo compartido en el día de hoy, gracias igualmente a los grupos en los que comparto. Gracias.
Y recuerden pese a tanta incredulidad, lo afirmo y requeteafirmo …el Alzheimer tiene prevención, mejoría y puede ser reversible si en los primeros estadios es tratado como debe, es decir, cuerpo, mente y alma. Es decir, fuera drogas que matan el cerebro, buena alimentación nutricional, buenos suplementos, buen ejercicio físico, buena terapia conductual…el resto agua, sol, tierra, meditación, oración y………muchísimo AMOR.
El resto es puro cuento.
Angela Torres Padilla, naturópata

Autor

  • Nacida en Castellar del Vallés, Barcelona, España. Terapeuta reflexóloga, autodidacta. Cuidadora durante nueve años de madre con demencia Cuerpos de Lewy. Desarrollo terapia alimenticia y suplementaria al ser testigo de los graves efectos que las drogas psiquiátricas produjeron en su madre. Diplomada en Naturopatía. Activista en CCHR Comisión derechos humanos de ciudadanos por una salud mental digna. Conocida en redes sociales como Angela. Maneja página en Facebook, https://www.facebook.com/alzheimersisepuede Línea natural de la mano de amigos como Josep Pamies, Teresa Morera, doctora Mary Newport. Su Método está basado en la prevención y mejora del Alzheimer y deterioro cognitivo a través de la alimentación, suplementación, aceite de coco, terapia conductual, meditación y oración. Actualmente reside en Colombia.