LA HEMIPLEJIA, RECOMENDACIONES PARA EL HOGAR:

0
476
views

Publicado por Jessica Sanchez Caicedo · 26 de diciembre de 2019 ·

La hemiplejía del adulto se instala debido a un accidente cerebrovascular. Éste ocurre cuando una arteria del cerebro se tapa, privando de sangre a una zona o se rompe, inundando a los tejidos adyacentes. Se denomina hemiplejía a la parálisis de medio cuerpo (brazo y pierna del mismo lado). Es importante los cuidados que el paciente requiere mientras está en tratamiento de rehabilitación o una vez terminado el mismo. La familia puede colaborar mucho y de esta manera contribuir a su bienestar. Esta es una guía sencilla de informaciones y consejos para implementar en el hogar.

MOTIVAR AL PACIENTE

1. Evitar que duerma todo el día.

2. Colocar ropas confortables durante el día que sean fáciles de poner y quitar (usar velcro, broches de presión, elásticos etc.).

3. Utilizar el pijama solamente de noche. Los pacientes vestidos como cualquier persona se sienten integrados a la actividad cotidiana.

4. Estimularlo y ayudarlo a que no esté siempre quieto. Hacerlo caminar y moverse varias veces por día.

5. Darle pequeñas tareas para hacer de manera que esté ocupado.

6. Estimularlo para que retome su actividad laboral o profesional cuando su enfermedad lo permita ( recurrir al consejo médico).

7. Controlar la ingesta de medicamentos prescriptos. No olvidar que algunos pacientes pueden tener alteraciones de la memoria.

8. Controlar y estimular la higiene del cuerpo.

9. Adaptar el interior de la casa para facilitar la movilidad del paciente. Si es necesario colocar algunas rampas y agarraderas en pasillo y baños. Eliminar la bañera o adaptarle una tabla para el que se bañe sentado (recurrir al consejo de la terapista ocupacional que atiende al paciente).

La movilización es muy importante para acelerar la recuperación. En la hemiplejía los músculos y articulaciones tienden a endurecerse. Esto suele provocar dolor, hinchazón (llamada también edema) y retardo en la recuperación. La movilización, aunque sea realizada por otra persona si el paciente no puede por si solo, ayuda a mejorar las condiciones antes mencionadas. A continuación damos algunos ejemplos de ejercicios sencillos.

1. Los ejercicios deben realizarse por lo menos 2 veces por día en los primeros meses de la enfermedad.

2. Repetir cada ejercicio 10-15 veces.

3. Estimular al paciente a que cuando se le realiza la movilización él colabore tratando de hacer fuerza para ayudar al movimiento. Esto es muy importante para acelerar la recuperación.

4. Ante cualquier duda sobre los ejercicios consulte con el equipo de rehabilitación que atiende al paciente.

ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA. Se llama así, a todo lo que nosotros realizamos durante el día como personas. Por ejemplo: caminar, sentarse, higienizarse, comer, vestirse, viajar etc.. Damos algunos ejemplos de cómo facilitarle al paciente la realización de estas actividades para que se sienta más independiente. Todos los elementos se pueden conseguir en nuestro país. Asesorarse con el equipo de rehabilitación.

Fuente: nancyclides.wordpress.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here