Recién casada dejo su Málaga y Sevilla y emigró a un pueblo catalán donde paso toda su vida hasta su muerte. Lo duro que le tocó con su marido, mi padre… Nunca lo supo su padre para que no sufriera. Las cartas que le escribía siempre le decía que era feliz, que su marido Juan trabajaba mucho, que no le faltaba de nada y que sus dos hijas estaban preciosas. Este pueblo Castellar del Valles la vio a ella trabajar incansablemente toda su vida para atender su casa y criar a sus hijas….. Amo con todo su corazón a este pueblo. Más de 50 años vivió en su pueblo catalán querido.

0
64
views

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here